En Iñapari, región Madre de Dios, crecen juntos peruanos y brasileños. Para que tengan selva para rato, el costo ambiental de la Interoceánica Sur debe ser controlado ahora.


“Esto es el Brasil”
“Y esto es el Perú”

Y esta es la frontera Perú – Brasil, una línea que divide a la selva mágica pero no al alma amazónica de los niños de Iñapari en el Perú y de Asis en el Brasil.

“Iñapari es tranquilo, acá pueden vivir tranquilamente, nadie te dice algo. Tranquilo acá se siente porque a veces hace calor, llueve”

“Estamos en Iñapari, Madre de Dios. Mi papá en peruano y mi mamá es brasilera y yo tengo la mezcla de los dos países. Soy peruana. Yo creo que los peruanos y los brasileros son iguales porque son la misma persona”

Y es que para los chicos de la frontera no importa de qué lado naciste, todos somos una familia.

“¿Oye cómo te sientes de ser hijo de mamá peruana y papá brasilero?”
“Es chévere porque puedes tener la nacionalidad peruana y brasilera.”
“¿Cómo es tu casa?”
“Es chévere como tengo mama peruana y papá brasilero de vez en cuando hacen ají de gallina, comer cebiche. Porque es Cheever ser un poco de brasilero un poco de peruano”

“Somos casi iguales, sólo que hablan otro idioma”

“Porque habla diferente que nosotros”

“El portugués”

“El Brasil y el Perú estamos unidos desde siempre, porque ahí está llegando la carretera hasta donde tu estás”

A punto está el Perú de acabar los 200 mil 603 kilómetros de la carretera Interoceánica Sur que unirá el Noreste de Brasil a la costa peruana en el Océano Pacifico.

Una apuesta de 892 millones de dólares en la que podemos ganar turismo y comercio, o sea, más negocio y más trabajo para los peruanos, pero en la que la selva podría perder más hectáreas de bosques y recursos naturales.

¿Estamos a la altura del reto?
Los chicos lo ven con optimismo…

“Cuando hicieron el puente… hay mas movilidad para todos. Para que haya más gente acá”

“Para pasear y conocer a las personas”

“Cuando me voy a la frontera voy a comprar cosas con mi familia”

“Yo voy a Brasil ha hacer… vamos a veces a pasear a comprar algunas cosas. Acá vienen a comprar, toda esta recta es zona de artesanías, después sale ropa, sale plastiquería, esas cosas no más salen.”

Pero no sólo llegaran de Brasil cosas materiales, quizás también el buen ejemplo de invertir serio en educación.

“Porque dicen que es bonito, que te enseñan bien”

“Dicen que, la gente dice que te dan comida, así, para que te lleves a tu casa como arroz, fréjol”

“Es buena la educación acá. Tengo compañeros en la escuela que me ayudan y que viven en Perú, que todos los días luchan para tener una vida mejor acá, estudiando acá”

“Yo voy a cruzar la frontera para tener una mejor educación”

“Tienen libros, tienen comida, tienen todo. Aquí solamente no aprende el alumno que no quiere estudiar, que realmente no quiere estudiar”

“Desde mi visión es muy importante que vengan los estudiantes peruanos a estudiar a nuestra escuela, viendo el intercambio de saberes que traen para nosotros, una cultura totalmente diferente y a la vez similar a la cultura de Brasil.”

Esto es vivir bien la frontera aprendiendo de las igualdades y diferencias en ambos lados. Interculturalidad bravaza!

“El papel de la sociedad, hoy, es que debe ser más criteriosa con nuestra juventud”

Criterio para cuidar que por la carretera llegue más riqueza y no destrucción de un entorno natural que todo el planeta necesita.

Notas relacionadas:

Resumen de noticias, 1 de mayo
¡Respeta mi Madre!
Las playas de Iquitos
Madre de Dios contra la minería informal
Descubren una araña que se clona para protegerse de sus ene...
Protestas en Brasil contra el gobierno
Ningún minero informal se ha formalilzado en Madre de Dios
La otra cara del Mundial Brasil 2014: Explotación sexual in...