En las comunidades más pobres del país -de la ciudad y del campo- los niños y adolescentes crecen sin lugares seguros para jugar, estudiar y desarrollarse. Cansados de esperar que el Estado haga algo, la comunidad local de Carabayllo, en Lima, decidió enfrentar el problema.

Notas relacionadas:

Día del Niño Peruano
Sinfonía por el Perú en Manchay
Curiosity: Un nuevo robot en Marte
El terrorismo de Sendero Luminoso
Encuentro de adolescentes trabajadoras del hogar en Cajamarc...
Corea del Norte y Corea del Sur en "Estado de guerra"
Campaña médica para todos en Cajamarca
Ayacucho: 500 niños trabajan en las calles de Huamanga