En Cajamarca, cientos de niños, niñas y adolescentes trabajadores -como Janeth- le dan una nueva oportunidad a sus vidas, lejos de trabajos duros y ajenos a su edad. ¿Cómo? Asistiendo al cole, a los talleres de capacitación o ayudando en el trabajo de sus padres solo en sus tiempos libres. ¡Todo gracias a la ayuda de la organización IINCAP y Terre Des Hommes!

Notas relacionadas:

Complejo monumental de Belén en Cajamarca
Henry, ¡un no adulto trabajador! Corresponsales en Huancayo...
Yanacocha, 19 años después
Conoce las Ventanillas de Otuzco en Cajamarca
Cuestionan participación de niños en protestas contra Cong...
Fiesta de San Pedro en Cajamarca
Pobladores awajún retienen a tres geólogos en Cajamarca
Trabajo infantil en Cajamarca: ¡Luana, la luchadora!