Por una infancia sin violencia

Entre globos de colores, adultos y no adultos se reunieron ayer para darse un fuerte abrazo en señal de rechazo a la violencia.

No solo existe violencia en el cole. En las casas, algunos padres todavía creen que la mejor manera de educar a sus hijos es utilizando la violencia. De hecho, casi 7 de cada 10 niños sufren castigo físico y psicológico. Por eso, ayer se reunieron muchas familias en la avenida Arequipa en Lima para formar el “Abrazo más grande del mundo”, como señal de rechazo a la violencia física y psicológica en niñas, niños y adolescentes.

Además de sensibilizar a las personas, esta actividad buscó llamar la atención del Estado, para que ponga más atención al problema y proteja a los menores mediante las leyes. Y es que en nuestro país, no hay ninguna ley que prohíba el castigo físico, tampoco se precisa cuál es el límite de “corregir” a los niños.

Este evento fue organizado por el Instituto de Formación de Adolescentes y Niños Trabajadores (Infant). Además estuvieron presentes otras organizaciones de no adultos como el Consejo Consultivo de Niños, Niñas y Adolescentes de Lima Metropolitana, los Fiscales Escolares y el Movimiento Nacional de Niños y Adolescentes Trabajadores (Mnnatsop). La cantante Susana Baca y el núcleo de Miraflores de la orquesta Sinfonía por el Perú dieron el toque artístico a día.

La campaña nacional ¡Infancia sin castigo, infancia sin violencia! busca que todos los niños puedan vivir dignamente. La violencia no permite que los niños, niñas y adolescentes se desarrollen en un entorno saludable. Un abrazo sincero y una buena conversación ayudan a la comprensión entre padres e hijos.