Nuestro cóndor andino en peligro

Se calcula que en nuestro país solo hay 500 cóndores. El tráfico de este animal y la caza para el Yawar Fiesta son las principales amenazas para nuestra ave principal.

Foto: La República.

El ave voladora más grande del planeta es el majestuoso cóndor andino que habita a lo largo de la Cordillera de los Andes en Ecuador, Bolivia, Chile, Argentina y Perú. Su vuelo es espectacular y alcanza lo más alto de los nevados peruanos. Pero su esplendor acaba cuando el hombre lo captura para diversos fines.

Uno de estos es para usar al cóndor en la celebración del Yawar Fiesta, una de las celebraciones más conocidas en el Perú. Conocida como “Fiesta de la sangre”, esta costumbre requiere capturar un cóndor. Esta ave sufre mucho porque los pobladores la cogen de sus alas y lo hacen caminar hasta el ritual.

Luego, el cóndor es atado al lomo de un toro y dos luchan para librarse causándose heridas muy horribles. El cóndor representa al indígena y el toro al español.

Esta celebración se realiza 40 veces al año lo que representa un peligro para los cóndores. Hasta hoy se estima una población de 500 de estas aves en el Perú.

También, otra amenaza es el tráfico o la caza ilegal de cóndores. A las pobres aves se les saca las plumas o las matan para vender sus huesos, alas completas o su cadáver completo a turistas.

El problema para los cóndores es que no hay nadie quién los proteja. La preocupación solo viene de investigadores y conservadores de animales de los países vecinos como Ecuador, Bolivia y Colombia. Ellos están tomando medidas para la protección del cóndor andino. Mientras en Argentina y Chile ya tienen tiempo trabajando juntos y la población de cóndores en esos países supera los 2500.

Si el Estado no toma medidas para proteger al cóndor andino seremos el primer país en perder esta majestuosa y bella ave.

Datazo:
El nombre científico del cóndor andino es Vultur gryphus, solo habitan en la Cordillera de los Andes y vuelan hasta 8 mil metros de altura. Sus alas abiertas miden más de 3 metros y pesan hasta 13 kilos.

  • esta fiesta es una locura en primer lugar no deben agarrar a un condor sabiendo que
    estan en peligro de extinción y para que representar el espanol y el canpesino.
    eso paso ase mas de 500 anos atras, mas bien eso debe kedar en nuestras memorias y no representarlo en vida real por ejemplo el el yawar fiesta

  • Virginia Ramunda-Marty

    Soy de Argentina y no sabía sobre esta festividad Peruana “Yawar Fiesta”. Me inspira mucho respeto y me parece muy fuerte emocionalmente y muy representativa de los sentimientos que los dueños de esas tierras sintieron cuando fueron atropellados por los invasor y de los que quizás sientan aún en la continua lucha entre la cultura local y las culturas de afuera. El hecho de que también sea llamada “Fiesta de la Sangre” no me permite evita asociarla con el derrame de sangre de antes y el de ahora por los mismos motivos. Desde el punto de vista antropológico, me parece una maravilla, un tesoro. Desde el punto de vista conservacionista y Bíblico (en el que Dios nos encargó la sabia administración de este maravilloso planeta), me parece un horror, lo mismo que las toreadas en España o las riñas de gallos en Argentina.
    Creo que no tenemos que rechazar nuestra cultura, nuestro pasado sino honrarlo, apreciarlo pero a su vez, permitir que el conocimiento llegue y la evolución (o el cambio) ocurra.

    Me pregunto cuántas de las personas que participan de la Yawar fiesta tienen una idea clara y concisa de que el Ave maravillosa que los representa a ellos y a sus ancestros va a dejar de existir… Sinceramente, no creo que realmente lo sepan. Es más, no me sorprendería si el cóndor que los representa a ellos mismos, fuese percibido como un recurso ilimitado. Yo soy profesora y sé que aveces para que algunas ideas entren hay que trabajar MUCHO. Pero no sólo es educación e información lo que me parece que está faltando en este caso sino también una “alternativa”. No podemos ir y decirles a estas personas que vienen celebrando este ritual como catarsis (en el que el cóndor es maltratado y abusado cómo ellos mismos lo fueron/son), que lo dejen de hacer. Simplemente no va a pasar.

    Sin embargo, si ellos mismos, luego de ser respetuosamente informados sobre la inminente extinción del ave, lograran “re-inventar”, “evolucionar” este ritual de una manera que no incluya el hacer sufrir a ningún animal, saldríamos TODOS ganando.

    Es mi opinión que a través de reuniones entre los líderes nativos, la gente, concursos en las escuelas, por Internet, etc, etc, de seguro surgirán ideas maravillosas que serán representativas del “nuevo aborigen” un ser que siendo respetuoso de su pasado, acoje la realidad del presente y se concientiza de que es el hacedor de su futuro.

    Yo, desde mi humilde rincón en el mundo, propongo de ésta ser una fiesta de toda Latino-América a celebrarse el 12 de Octubre.

    Un fuerte abrazo a los hermanos Peruanos,

    Virginia-Ramunda-Marty

  • Anónimo

    en ves de construir edificios,fabricas deberían construir parques grandisimos para que estén a salvo de insensatos mata animales