Ayacucho: Se entregaron restos de 60 desaparecidos entre 1983 y 1993

Escrito por Melissa Mendoza

El pasado 6 de agosto se realizó una ceremonia especial en la Basílica Catedral de Ayacucho para entregar 60 restos humanos a los familiares de las víctimas del terrorismos de Sendero Luminoso y las Fuerzas Armadas. La entrega se realizó en una ceremonia Reparadora y Acto Fiscal de Restitución de Restos Humanos.

1508158

Este acto fue presidido por el fiscal supremo Víctor Cubas Villanueva, en representación del fiscal de la Nación , Pablo Sánchez Velarde.

Además en esta ceremonia participaron también el presidente de la Junta de Fiscales Superiores de Ayacucho Javier Anaya Cárdenas y la fiscal superior coordinadora de las fiscalías especializadas en el caso de terrorismo y Derechos Humanos , Luz del Carmen Ibañez.

Esta entrega fue posible luego de un arduo trabajo de investigación realizado por las tres fiscalías penales supra provinciales del distrito fiscal y el equipo Forense especializado de Ayacucho.

376

Las víctimas están vinculadas con los actos de violencia que sufrió nuestro país entre los años 1983 a 1993 producto del conflicto armado entre el grupo terrorista Sendero Luminoso y los miembros de las Fuerzas Armadas de nuestro país.

8081f90141668f1cbad10dd1d0a1e104

La identificación de los cuerpos pudo obtenerse mediante métodos forenses antropológicos, odontológicos y pruebas de ADN. Los cuerpos fueron colocados en ataúdes de color blanco, con las prendas de vestir y los objetos que portaban cuando fueron ejecutados.

Luego de la entrega, los familiares llevaron los restos de las víctimas a sus lugares de origen sus entierros.

imagen-familiares-victimas

Esta ceremonia sólo sirve para darle un poco de alivio a sus familiares, porque este es el acto más cruel que se le puede hacer a un ser humano: Un cadáver sin nombre en una fosa perdida.

000307587W

Aún hay desaparecidos víctimas del terrorismo y de las Fuerzas Armadas, y aún hay familiares que siguen esperando que la justicia castigue a los culpables de que hayan sido condenados injustamente a la muerte y el olvido.