Año Nuevo Lunar 2016: Así fue la celebración en China (FOTOS)

Este año, el 8 de febrero marca el inicio del Año del Mono, y entraremos en un nuevo año chino del zodiaco. El Año Nuevo Lunar es la fiesta más importante de China y por eso, lo celebran a lo grande. También  se le conoce tradicionalmente como ‘Festival de Primavera’.

Existen varias costumbres que los chinos realizan para festejar esta fecha. Una de ellas es que las familias limpian a fondo sus hogares con el fin de barrer cualquier mala fortuna y dar paso a la buena suerte. También lanzan fuegos artificiales, petardos, paquetes de color rojo, danzas del león y del dragón, tanto como faroles con acertijos, están entre otras tradiciones que se dan a cabo durante el período del Año Nuevo Lunar Chino.

1454927198_885697_1454932084_album_normal

1454927198_885697_1454932243_album_normal

1454927198_885697_1454927249_album_normal

1454927198_885697_1454927253_album_normal

1454927198_885697_1454933265_album_normal

1454927198_885697_1454927250_album_normal

1454927198_885697_1454927258_album_normal

1454927198_885697_1454927254_album_normal

1454927198_885697_1454927259_album_normal

1454927198_885697_1454927248_album_normal

1454927198_885697_1454932456_album_normal

1454927198_885697_1454927257_album_normal

1454927198_885697_1454927251_album_normal

EL ORIGEN DEL HORÓSCOPO CHINO

En Asia, existen varias leyendas sobre la formación del horóscopo chino y los nombres de los doce animales que lo integran, aunque todas concuerdan en el orden de las posiciones: 1. Rata (ratón), 2. Buey (búfalo), 3. Tigre, 4. Conejo (liebre), 5. Dragón, 6. Serpiente, 7. Caballo, 8. Cabra (oveja), 9. Mono, 10. Gallo, 11. Perro y 12. Cerdo (jabalí).

Los maestros chinos sostienen que aquella historia sobre la gran reunión convocada por el Emperador de Jade (en otras versiones es Buda) traduce fielmente el sentido. La leyenda no solo muestra el cuadro de mérito sino la personalidad de cada animal que le permitió llegar a la cita, la cual ha sido heredada a los nacidos bajo ese signo.

El Emperador de Jade puso en el camino un río de fuertes corrientes y amplias orillas que representa la adversidad, y dejó que cada animal hiciera uso de sus propias armas. Los peores nadadores del reino, la Rata y el gato convencieron con astucia al Buey, que por su nobleza permitió que viajaran en su lomo.

Cuando el Buey, debido a su fortaleza y tenacidad, estaba a punto de alcanzar la orilla, la Rata empujó a su compañero el gato hasta el fondo del río y de un brinco llegó primera. El gato que se quedó fuera de la carrera (y del horóscopo), se declaró enemigo de la Rata y del agua.

La Rata es el animal más astuto del zodiaco, aunque por los medios que utilizó para ganar la competencia, el Caballo le retiró su amistad. El Buey cruzó la meta en segundo lugar y no le reclamó nada a la rata. Estaba demasiado concentrado en completar la carrera que no había sido capaz de percibir lo que estaba sucediendo sobre él, todo lo contrario a una Cabra.

De un zarpazo apareció el Tigre para contar cómo venció a las corrientes con su descomunal fuerza y un sinnúmero de aventuras donde él era el protagonista. Obtuvo la tercera posición por su energía, entusiasmo y valentía. No obstante, su carácter agresivo y autoritario asustó al Mono

El cuarto lugar fue destinado al Conejo que saltó sobre piedras gigantes y cruzó el río en un tronco. A este animal lo favorece su apariencia tranquila e inofensiva. También lo distingue su constancia e independencia, aunque a veces su excesiva prudencia molesta al Gallo.

Poco después arribó el Dragón, el único que no tiene correlato en el mundo real. Debió haber ganado la carrera ya que puede volar pero ocupó el quinto puesto. Se demoró haciendo llover para favorecer a los seres humanos. Antes cruzar la línea final divisó a un Conejo aferrado a un tronco en el río. Sopló fuerte hasta ponerlo a salvo. Por sus buenos actos, el Dragón es el animal más afortunado del horóscopo chino.

Cuenta la leyenda que la Serpiente para hacer el recorrido montó al Caballo sin que este lo notara, y poco antes de llegar a la meta le dio un susto y lo hizo caer, robándose la sexta posición. Se destaca en la Serpiente su capacidad intuitiva y calculadora. El Cerdo que se caracteriza por su honestidad se lo contó al resto.

El Caballo tomó el séptimo lugar con vitalidad y alegría. A pesar de galopar y nadar con fuerza, por momentos olvidó la carrera y se salió de la ruta calculando que podía llegar a tiempo. Su espíritu aventurero e independiente, su temperamento optimista y voluble, además de su popularidad enoja a la Rata.

Tres animales se unieron para cruzar el río. La Cabra ideó un plan, el Mono despejó la maleza y el Gallo construyó la balsa. Remando juntos consiguieron tocar la otra orilla. De los tres se dice que son solidarios, organizados y saben trabajar en equipo, aunque cada uno de ellos ostenta sus particularidades.

La Cabra mereció el octavo puesto, un número mágico relacionado con la buena fortuna en la cultura china. A este animal se le considera un visionario de tremenda fuerza interior. El Mono descrito como inteligente, versátil y pragmático recibió la novena posición. Detrás vino el Gallo, una criatura tan compleja como resuelta que alcanzó la décima colocación.

El mejor nadador del reino recién apareció en el undécimo lugar. El Perro confesó que no pudo resistirse al agua fresca y se entretuvo jugando. Se valora su honestidad y lealtad. Finalmente, el Cerdo completó el ciclo de doce animales. Dijo que llegó último porque se quedó dormido. Esta criatura es dueña del sentido de justicia y la búsqueda de placer.