¡Hoy conmemoramos el Día Internacional de la Libertad de Prensa!

Los periodistas de América Latina continúan la lucha para que se entienda que su profesión implica detectar información de interés para la gente y hacer una noticia, pero también investigar lo que está pasando a su alrededor, analizar los datos obtenidos, cuestionar acciones que afectan a las mayorías, denunciar casos y plantear soluciones.

Por eso este año celebramos, junto a la UNESCO, el Día Mundial de la Libertad de Prensa, día en que rendimos honor a los comunicadores que han caído tratando de llevar la verdad a sus comunidades, y también se da un fuerte aliento a los que cada día arriesgan sus vidas en países donde los gobernantes, narcotraficantes y delincuentes no quieren que los “observen”.

La directora general de la UNESCO, Irina Bokova afirmó:

:”El acceso a la información es una libertad fundamental y forma parte del derecho humano fundamental a la libertad de expresión. Recibir y difundir información, en línea y fuera de línea, constituye la piedra angular de la democracia, el buen gobierno y el estado de derecho”.

Según recuerda la ONU, el 3 de mayo fue proclamado como el Día Mundial de la Libertad de Prensa en 1993, por la Asamblea General de las Naciones Unidas, siguiendo la recomendación de la Conferencia General de la UNESCO. La fecha se eligió para que coincidiera con el aniversario de la Declaración de Windhoek, en la cual los representantes de medios de comunicación africanos que participaban en un seminario organizado por la UNESCO en la capital de Namibia, elaboraron un documento donde se recogían los principios de la libertad de prensa.

Mundial-Libertad-Prensa-Foto-Archivo_NACIMA20140503_0023_19

Lamentablemente, en países como Venezuela, Argentina, Bolivia y Costa Rica, no existen leyes de acceso a la información. En Ecuador, el gobierno bloquea el acceso a la información, cuya Ley Orgánica de Transparencia y Acceso a la Información Pública del 2004 quedó sin efecto con la aprobación de la ley mordaza en 2013. Una situación similar ocurre en Nicaragua, donde el gobierno ignora la Ley de Acceso vigente desde 2008, donde presionan a los periodistas y medios a través de la distribución discriminada de la publicidad oficial.

En Honduras, con la excusa de garantizar la seguridad nacional, el Gobierno, la Policía y la Fiscalía limitan el acceso a la información pública, y en Puerto Rico las autoridades entregan información fragmentada y el acceso a la información oficial enfrenta cada vez mayores obstáculos.

Aunque en Estados Unidos la Ley por la Libertad de la Información otorga el derecho de acceso a la información federal del gobierno, la prensa y el poder están en permanente tensión y es debido a ésta que anualmente se celebra en el país la Sunshine Week, una iniciativa destinada a educar al público sobre la importancia de un gobierno abierto y los riesgos del secretismo excesivo ante los cuales no hay que bajar la guardia.

Hoy es un día muy importante para tod@s l@s ciudadan@s porque celebramos  los principios fundamentales de la libertad de prensa, evaluamos su situación en el mundo, defendemos los medios de comunicación de los atentados contra su independencia y rendimos homenaje a los periodistas que han perdido la vida en el cumplimiento de su deber.

¡Sin periodistas no hay periodismo y sin periodismo no hay democracia!