Más de 40 mil no adultos no pueden ir a estudiar porque sus coles están inundados. Las clases perdidas se recuperarían en vacaciones de Julio y el año escolar se prolongaría hasta fines de diciembre.

La falta de prevención en temporadas de lluvia otra vez afecta principalmente a los no adultos. En Loreto, por ejemplo, más de mil coles quedaron inundados por los desbordes de los ríos Amazonas, Itaya y Nanay. Por ello, el Ministerio de Educación suspendió las clases durante 30 días. Son más de 40 mil no adultos que no están yendo a estudiar porque no tienen un lugar seguro para hacerlo.

Pero a estos alumnos se le sumarían 8 mil más; pues el gobierno regional decidió que 42 coles que están todavía en buen estado sirvan como albergues para las familias damnificadas.

Y es que estas son las consecuencias cuando a pesar de saber lo que puede provocar la temporada de lluvias, no se previenen los problemas.

El representante del Ministerio de Educación en Loreto, Emilio Agnini Rodríguez, dice que para recuperar estos días de clases perdidos, el año escolar en Loreto será hasta finales de diciembre y que lo más probable es que también se utilicen las vacaciones de Julio.

Todo esto sucede a pesar de que el presidente Ollanta Humala dijo que los desbordes de los ríos no afectarían las clases de los niños peruanos. Esperemos que los no adultos loretanos puedan recuperar cada hora de clases y que las autoridades locales regionales y nacionales tengan planes efectivos para que esta situación no se repita el próximo año. ¿O acaso no les interesa la educación de los no adultos peruanos?