Nuestro país es considerado en vías de desarrollo por el constante crecimiento de su economía. Sin embargo, aún mantiene un alto índice de pobreza y hasta ahora muchas zonas carecen de un buen servicio de salud, servicios básicos de agua y desagüe y una buena educación. Estos son derechos de todos pero poco se habla de que es un compromiso firmado por el Perú en el 2000 y en el que acepta cumplir los ocho Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) para el año 2015.

La reunión llamada “Cumbre del Milenio de las Naciones Unidas”, concluyó el 8 de setiembre de 2000 tras la firma de la Declaración del Milenio. Documento por el cual, los líderes mundiales reconocían su responsabilidad para trabajar por la igualdad, la equidad y la dignidad humana.

Los ocho ODM se aplican a todos los países, al igual que el Perú, que suscribieron el acta.

El primer objetivo es “Erradicar la pobreza extrema y el hambre”. El gobierno peruano debe reducir a la mitad la pobreza en el país. Además, debe promover el empleo para hombres, mujeres y jóvenes y reducir a la mitad el nivel de hambre. Según información del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), en 2012 la pobreza cayó 9.6% y se encuentra en 25.8% a nivel nacional.

Como segundo objetivo está “Lograr la enseñanza primaria universal”. Para ello, las autoridades deben lograr que el 100% de niños y niñas asistan y culminen el nivel primario. Actualmente, 9 de cada 10 niños y niñas son matriculados en una escuela primaria, de acuerdo con cifras del Ministerio de Educación (MINEDU).

La educación, el segundo objetivo de los ODM. (Fuente: ONG Mi Perú)

En tercer lugar “Promover la igualdad entre los géneros y la autonomía de la mujer”. Si bien el Perú muestra resultados alentadores en la incorporación del género femenino al mercado laboral, aún las estadísticas muestran una desigualdad con respecto a la educación. Y lo que es más grave es que el 40% (4 de cada 10 mujeres) entre 15 y 49 años que manifiesta haber sido víctima de violencia por parte de su pareja, según el informe de cumplimiento de objetivos de la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM).

En relación al cuarto objetivo “Reducir la mortalidad de los niños menores de cinco años”. El reporte del la PCM afirma que la meta se ha alcanzado en tan solo ocho años. La mortalidad descendió 68% al año y la cobertura de vacunación de niños y niñas menores de un año se están cumpliendo.

El quinto objetivo ordena “Mejorar la salud materna”. No obstante, a pesar que el 99% de mujeres peruanas en edad fértil conoce los métodos anticonceptivos, sólo el 71% los utiliza. Asimismo, no se ha podido reducir la tasa de natalidad en adolescentes. Pero sí se ha avanzado un 8% en la atención prenatal.

El Estado no logra reducir los casos de adolescentes embarazadas. (Fuente: El Comercio).

En caso del sexto objetivo “Combatir el VIH/Sida, el paludismo y otras enfermedades”. El gobierno lleva a cabo el programa Tratamiento Antirretroviral de Gran Actividad (TARGA) para quienes están registrados en el MINSA. Sin embargo no hay registro actualizado sobre el número de infectados con VIH. Para 2015 el gobierno debe haber detenido y reducido los casos en el país. Mientras que la tuberculosis continúa siendo la “enfermedad del tercer mundo” y se siguen presentando miles de casos.

Los ODM consideran como séptimo objetivo “Garantizar la sostenibilidad del medio ambiente”. La meta es adoptar políticas y programas para reducir la pérdida de recursos del medio ambiente, diversidad biológica y reducir un 50% las personas sin acceso a servicios de agua y desague. La PCM señala en su informe que se ha reducido la emisión de sustancias que dañan la capa de ozono en solo siete años. Además se ha incrementado el consumo de combustibles sólidos (carbón, madera y turba). Pero con respecto a los servicios de saneamiento, aún no se han cumplido la meta y el gobierno espera alcanzarla en los siguientes años, de acuerdo a su Plan Nacional de Saneamiento 2006 – 2015.

Finalmente el octavo objetivo establece que los países deben “Fomentar una alianza mundial para el desarrollo”. Es decir, debe tener un sistema comercial y financiero abierto a las inversiones extranjeras, basado en leyes justas y no discriminatorias. En este sentido las importaciones han aumentado y ahora exportamos más productos no tradicionales como agrícolas, agropecuarios, químicos, textiles, entre otros.

Si bien el Perú está cumpliendo los objetivos planteados en la Cumbre del Milenio, países como Chile y Venezuela ya los han cumplido, mientras que Cuba ya cumplió con la mayoría en el aspecto social.