Hoy es un día para recordar y unirnos a lucha de Iqbal Masih contra la esclavitud infantil.

Hace 19 años, en Pakistán, unos fabricantes de alfombras que explotaban laboralmente a muchos niños asesinaron a Iqbal Masih, un niño de 12 años que había sido esclavo y por eso luchaba en contra de la esclavitud infantil. Para recordar este cobarde asesinato y continuar con la gran labor de Iqbal, hoy, muchas organizaciones conmemoran el Día internacional contra la esclavitud infantil.

La historia de Iqbal

Como Iqbal había sido un niño esclavo, ya conocía el manejo de las mafias explotadoras de niños, por eso, formó el Frente de Liberación del Trabajo Forzado, una organización con la cual logró cerrar varias empresas que no respetaban los derechos de los niños. Todo esto hizo que varias instituciones internacionales lo reconocieran y con sus premios, él pudo construir una escuela.

¡Soluciones ya!

La tarea que a todos nos toca hacer hoy es pensar en soluciones. En el mundo aún hay muchísimas personas que son raptadas o sacadas con engaños de sus casas para ser explotadas ya sea laboral o sexualmente, y los niños y niñas no son la excepción.

Según Unicef 200 millones de niñas y niños en el mundo son obligados a trabajar y 115 millones de ellos realizaban trabajos que atentaban contra su vida. En el Perú, sin embargo, hasta ahora no se maneja una cifra exacta de los niños y niñas que son víctimas de trata de personas, pero hasta ahora se conocen alrededor de 700 casos.

Lo que sí se sabe es que las mafias que están en nuestro país están principalmente en ciudades como Lima, Piura, Cusco, Puno, Arequipa y en diversas ciudades de la selva. Y las víctimas generalmente son obligadas a hacer trabajos domésticos, o trabajar en las minas.

La trata de personas se presenta en nuestra vida diaria de muchas formas: en anuncios de periódicos o en las calles, generalmente ofreciendo trabajo. Y ahora, en las redes sociales como facebook, donde se puede encontrar a muchas personas desconocidas que se muestran amigables pero no siempre son sinceras.